top of page
  • Foto del escritorEstudiocine

LA BÊTE (2024)

LA BÊTE (2024)

Dirección: Bertrand Bonello


El director francés Bertrand Bonello, a quien recordamos por su drama de suspenso de 2016, “Nocturama”, presentó su última película, “La Bête” en el Festival de Cine de Venecia del año pasado. Sin duda es su película más pretenciosa y sofisticada, inspirada libremente en un cuento de Henry James de 1903. En el relato de James, la bestia, que desde luego no era un ogro corporizado, sino la invisible y primigenia emoción humana de miedo y vulnerabilidad, ante el presentimiento de una catástrofe futura.


La reelaboración que hace Bonello en su film está planteada en tres momentos, tanto pasados como futuro, en los cuales sus protagonistas conectan siempre, pero de distintas maneras. Ellos son Gabrielle (Léa Seydoux) y Louis (George MacKay), quienes se reencarnan o existen en realidades paralelas, con la magnífica edición de Anita Roth, que alterna constantemente las tres eras, sin desconcertar a la audiencia.

El guion del mismo director en colaboración con Guillaume Bréaud y Benjamin Charbit da fechas precisas: 1910, 2014 y 2044, en una narración discontinua, que avanza y retrocede en el tiempo, pero compartiendo el mismo enigma.

El film abre en 2014, cuando Gabrielle, una modelo y actriz, que se mantiene cuidando una casa lujosa, con la única compañía de una muñeca parlante, se presenta a una audición, con un croma verde de fondo. Solitaria y melancólica, busca socializar en un local bailable sin éxito, pero atrae la atención de Louis, un incel virgen de 30 años que la sigue hasta donde ella vive.

En la belle époque, Gabrielle es una dama de sociedad, casada con un rico empresario, dueño de una fábrica de muñecas. En una reunión conoce a Louis, con quien conecta inmediatamente, en un aura de palpitante sensualidad, repitiendo sus encuentros en otras ocasiones. Gabrielle, quien ve en su marido protección más que amor verdadero, no cede fácilmente a la seducción que le provoca Louis y cuando lo lleva a conocer la fábrica de muñecas, la inundación, esa catástrofe tan temida, frustra lo que podría haber sido un final feliz de esta parte de la historia. El director incluye en este tramo del film algunos segundos de metraje documental del verdadero desastre vivido por los parisinos, por el imprevisto desborde del Sena.

En 2044, en un mundo en que la IA está a punto de modificar la humanidad, Gabrielle se somete a un experimento para purificar su ADN y eliminar su infelicidad. Se le asigna una muñeca IA, Poupée Kelly (Guslagie Malanda). Gabrielle encuentra nuevamente a Louis, en un lugar romántico que remite a la década de los 60. Así, los minutos finales cierran cíclicamente con la primera secuencia, donde la “bestia” acecha.


En esta película pueden reconocerse influencias de grandes maestros como David Lynch, Michael Haneke o David Cronenberg, a los que Bonello le imprime un toque personal y original, con la colaboración de la dirección de fotografía a cargo de Josée Deshaies, quien maneja extraordinariamente la variada paleta de colores y filtros para cada una de las escenas en los diferentes tiempos, al compás de un estremecedor score del director y Anna Bonello.

Bonello también es un gran director de actores, haciendo creíble esta ilusión temporal, en los primeros planos de Léa Seydoux, que durante varios segundos mantiene la inexpresividad de cara de muñeca, como una síntesis de soledad y deshumanización. George MacKay, el héroe de “1917” de Sam Mendes, se supera a sí mismo a medida que avanza la película, y Guslagie Malanda, la estrella de “Saint Omer” de Alice Diop está magnífica.

“La Bête” es una película ambiciosa, con un elaborado diseño de arte y que invita a pensar planteos que aún no tienen solución.

Género: Drama/Romance/Ciencia Ficción. Duración: 2 horas 26´.




Hebe Girardo

1/7/2024


204 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page