• Estudiocine

EL MEJOR CINE IRANÍ

“NO HAY MALDAD” (“There Is No Evil”) 2020

Dirección: Mohammad Rasoulof


De los festivales europeos más importantes de cine, el de Berlín (Berlinale) fue el que se realizó a pleno, antes de que la epidemia de Covid-19 se extendiera en todo el mundo, durante el 2020. El Festival de Cannes se canceló y el Festival de Venecia tuvo lugar, con algunas restricciones y severos protocolos de sanidad.

A fines de febrero, la película iraní “No Hay Maldad” recibió el Oso de Oro como mejor largometraje, como culminación de la Berlinale. En la ceremonia de cierre, el premio fue recibido por la hija del director y guionista Mohammad Rasoulof, pues a él le ha sido negada la salida de su país por motivos políticos. Ninguna de sus películas ha sido estrenada en Irán, su tierra, por ser consideradas peligrosas para la seguridad de la nación.


“No Hay Maldad” es una película estructurada en cuatro episodios (“There is no evil”, “She said: You can do it”, “Birthday” y “Kiss me”).

El film abre cuando un hombre sube a su automóvil desde el subsuelo del estacionamiento donde trabaja, dispuesto a iniciar su rutina diaria. Busca primero a su esposa y luego a su hija. Juntos van al supermercado y luego a la casa de su madre para atenderla, con la promesa de ir a la noche a comer pizza. Antes de acostarse tiñe el pelo de su mujer pues al día siguiente irán a una boda. A las tres de la mañana siguiente, el despertador marca el inicio de sus hábitos, bajando, en medio de una lluvia torrencial, el mismo sinuoso espiral que lo lleva a estacionar su coche. Pero...cuál es el trabajo de este hombre tan amable y solícito? La toma impacta y deja helado al espectador con una imagen espeluznante.

Este primer episodio, quizás el más logrado por su estructura narrativa, tiene un eje temático común con los otros tres: la pena de muerte impuesta por el sistema político de Irán y las personas que están destinadas a hacerla cumplir como verdugos, que no tienen escapatoria, ni pueden negarse a poner fin a las vidas de los detenidos, en su mayoría por razones políticas. Recordemos que desde 1979, como consecuencia de una revolución de origen clerical musulmana, liderada por el Ayatollah Khomeini, la población iraní padece un régimen autocrático. Como afirma con determinación uno de los personajes del segundo episodio, para quien el servicio militar incluye ejecutar a un convicto como servicio a la patria: “Esto es Irán, no hay ley aquí, solamente dinero y nepotismo”.

Paradójicamente mucho dinero no se ve entre la gente común, que vive modestamente, sobre todo en el ámbito rural, poéticamente retratado por el director de fotografía Ashkan Askani, musicalizado por el “score” de Amir Molookpour.


El equipo con la hija del director Rasoulof

Es la tercera vez que el cine iraní es premiado en Berlín, luego del 2011 con “La Separación” de Asghar Farhadi y en 2015 con “Taxi” de Jafar Panahi.

Según palabras del actor británico Jeremy Irons, presidente del jurado “La de Rasoulof es una película que habla de las difíciles elecciones que todos tenemos que hacer alguna vez en nuestras vidas y que se enfrenta con coraje a un régimen autoritario”.

Género: drama. Duración 150 minutos



51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2018 by Estudiocine. Proudly created with Wix.com