COLA DE TIGRE/TIGERTAIL

Dirección: Alan Yang

 

El cine asiático nos tiene acostumbrados, sobre todo últimamente, a alcanzar gran popularidad con resonantes premios en los foros más glamorosos de la cinematografía internacional. Películas coreanas como “Burning” o “Parasite”, japonesas como “Shoplifters” o chinas como “Farewell”, han llevado a sus directores y actores al podio del conocimiento y la aceptación masiva.

Quienes disfrutamos esta clase de films hemos aprovechado la interminable cuarentena para volver a ver y deleitarnos con los clásicos de grandes maestros como Kurosawa, Zhang Yimou o Lee Chang-dong, pero también descubrimos últimos estrenos como “Tigertail”.

 Alan Yang, más conocido en el medio televisivo como creador de la serie “Master of None” (Netflix/2017) hace su debut en este largometraje como productor, director y guionista, basado en sus experiencias, como hijo de inmigrantes chinos en Estados Unidos.

La cámara abre con un niño corriendo a través de campos de arroz, quien se encuentra al cuidado de su abuela, pues su madre ha ido a buscar trabajo a la ciudad. Pin-Jui  crece, extrañando a sus padres y tratando de ser fuerte, según los consejos de su abuela que insiste en que “llorando, nada se resuelve”. Ya adolescente le gusta bailar con la sensual Yuan, de quien se enamora apasionadamente. Pero la búsqueda de oportunidades lo llevarán al Bronx, como inmigrante en busca de fortuna, en compañía de otra jovencita que no ama.

La película va y vuelve del presente al pasado constantemente, avanzando en los vericuetos de la trama de las familias del protagonista (la materna y la conyugal) tanto en China como en Estados Unidos. La estructura del guión es precisa y profunda y las imágenes son sobrias y elegantes. Yang da testimonio de la resignación del Pin-Jui adulto, con una dura elección de vida, de la cual no se arrepiente a pesar de todo. 

“Tigertail” es una película emotiva, íntima y bellamente filmada.

©2018 by Estudiocine. Proudly created with Wix.com