UN DÍA LLUVIOSO EN NUEVA YORK (A Rainy Day in New York) 2018

Dirección: Woody Allen

 

El último film de Woody Allen abre en la universidad de Yardley, donde estudia Gatsby (Timotée Chalamet). Vanidoso, melancólico y adinerado, Gatsby juega al póker, fuma en boquilla, toca el piano y está de novio con Ashleigh (Elle Fanning), una bella jovencita de 21 años que consigue, como reportera estudiantil, una entrevista a un famoso director de cine, Roland Pollard (Liev Schreiber) en la ciudad de New York. Gatsby decide acompañarla para guiarla en la gran ciudad y pasar un romántico fin de semana juntos.

Cuando llegan a Manhattan, Ashleigh va al encuentro de su entrevista, para luego almorzar juntos. Entretanto, Gatsby se encuentra, desprevenidamente, con Shannon (Selena Gomez) y todo cambiará. Nunca más se verán en toda la película y aquí comienza la magia, con interiores suntuosos y magníficos exteriores, que componen una delicada historia de amor y desengaño, glamorosa y espléndida.

El estreno de “Un Día Lluvioso en New York” ha sido largamente esperado, debido a conflictos contractuales, y de hecho, no ha podido proyectarse en Manhattan. Allen respondió al respecto: "Si la película es mala tendrán suerte de no verla. Si es buena se la habrán perdido, y no puedo hacer nada al respecto. Solo puedo hacer la película". 

El magnífico reparto da solidez al relato y mantiene un ritmo ágil que entretiene. Como es ya habitual en todos sus personajes, Timothée Chalamet, con sus 23 años y una carrera meritoria, se despega de sus roles anteriores e interpreta a un Gatsby dulce y adorablemente atractivo. Elle Fanning, como la novia que se enreda en el laberinto alocado del director que entrevista y termina teniendo que escapar del departamento de un popular actor (Diego Luna). El acting que despliega en la escena del restaurant es un festival de sus más graciosos mohines. 

La fotografía de admirable calidad, del experimentado Vittorio Storaro, disuelve una tenue luz cálida sobre los lujosos ambientes, con un encuadre perfecto y las deliciosas melodías de la banda sonora crean un halo de ensueño intimista, totalmente idealizado.

Woody Allen ha regresado a su New York, con esta sofisticada comedia, para deleitar los sentidos. 

Hasta la próxima y ...Let there be love...

©2018 by Estudiocine. Proudly created with Wix.com