• Estudiocine

"BEING THE RICARDOS" (2021)

“BEING THE RICARDOS” (USA/2021)

Dirección: Aaron Sorkin


En varias ocasiones, los grandes éxitos de la época dorada de la televisión, fueron adaptados al cine. Así ocurrió, por ejemplo, cuando Barry Sonnenfeld dirigió en 1991 “The Addams Family” con el inolvidable Raul Julia y Anjelika Huston como Morticia. En 2005, Nora Ephron dirigió una versión edulcorada de otra serie favorita de la audiencia de los ‘60 , “Bewitched”, aunque sin gran éxito de taquilla.

Ahora le ha llegado el turno a “I Love Lucy”, una brillante sitcom, que fue transmitida por la cadena CBS, entre 1951 y 1957, cubriendo seis temporadas, y que llegó a la cima de los índices de audiencia en Estados Unidos.


La película, escrita y dirigida por Aaron Sorkin, está basada en hechos reales que sucedieron en 1953. La narración sigue los pasos de una agitada semana de rodaje de un episodio, en ese año, cuando un periodista sensacionalista, Walter Winchell, filtra la información de que Lucille Ball (Nicole Kidman) es miembro registrado del Partido Comunista. Si bien Ball había sido investigada por el Comité de Actividades Antiestadounidenses, en pleno apogeo de las acusaciones por deslealtad, impulsadas por el macartismo imperante, Ball había sido absuelta. La bomba que tira Winchell, vuelve a remover temores que se creían superados.

De esta manera, Sorkin reconstruye el panorama político de la época, alternando escenas donde se palpitan los entretelones de los ensayos, los inevitables desacuerdos entre los guionistas, directores y patrocinadores descontentos del ciclo, y los protagonistas, Ball y su esposo Desi Arnaz (Javier Bardem), un músico y director de orquesta cubano, que había llegado a los Estados Unidos, donde se habían conocido, cuando Lucille era modelo. Amor a primera vista.

Pero también el film refleja el nerviosismo de ese matrimonio tambaleante por las infidelidades de Desi, jugador empedernido y alcohólico, pero con un charm

irresistible, que hacía estragos en los corazones femeninos de la época.

Jeff Cronenweth como director de fotografía incluye varios segmentos en blanco y negro, en los que se barajan diferentes situaciones de humor físico, pensadas por los guionistas y corregidas por la minuciosa Ball, con la pareja de personajes secundarios del ciclo, el matrimonio de Ethel y Fred Mertz, siempre peleando. Nina Arianda interpreta a Vivian Vance, la actriz que representaba a Ethel y JK Simmons a William Frawley, como el viejo Fred. El ágil guión deja espacio para ellos también, con sus emociones y temores personales.


Lucille Ball, Desi Arnaz, Vivian Vance y William Frawley en "I Love Lucy" (1955)

El artificio de maquillaje logrado en el rostro de Nicole Kidman, transformando sus pómulos y mirada lánguida, en los ojos redondos y saltones de la auténtica pelirroja, es prodigioso. Pero la performance de Kidman va más allá de lo simplemente estético. Nicole es dúctil, histriónica, apasionada y desconsoladamente triste, con cambios en la inflexión de su voz, en la rapidez de un chasquido de dedos. Así era Ball, se desdoblaba interpretando a una ama de casa desopilante en el show, con su rodete de rulitos y moño, mientras que en su vida personal había más melancolía que felicidad, con un matrimonio que se desmoronaba. Javier Bardem, aunque físicamente distinto al verdadero Desi Arnaz, despliega un amplio arco dramático, donde canta, baila y seduce con versátiles recursos actorales, al son de la rumba y el score de Daniel Pemberton. El dúo funciona con ingenio, tanto en la película como en el legendario show de la televisión.

Para quienes nunca hayan visto “I Love Lucy”, pueden buscar algunos episodios en Internet, con buena calidad, ya que la serie fue filmada en 35 mm.

Técnica que luego siguió utilizándose para filmar otras sitcom, como “Seinfeld”.

Género: Drama. Duración: 132 minutos. Disponible en Amazon Prime


Hebe Girardo

10/01/2022


57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo