• Estudiocine

EL OFICIAL Y EL ESPÍA (J'Accuse)

OFICIAL Y EL ESPÍA (J’Accuse) 2019

Dirección: Roman Polanski

Desde el año 2013, el director franco-polaco Roman Polanski, pergeñó el proyecto de llevar a la pantalla el episodio histórico conocido como el “Caso Dreyfus”.

A fines del siglo XIX, durante la Tercera República Francesa, el Capitán Alfred Dreyfus, fue acusado de haber entregado a los alemanes documentos secretos que implican alta traición a su patria. Dreyfus, de familia de origen judío, fue enjuiciado por un tribunal militar y condenado a prisión perpetua en la colonia penal de la Isla del Diablo, a pocos kilómetros de la Guayana francesa, en Sudamérica.

La victoria alemana en la Guerra Franco-Prusiana, terminó con el Imperio de Napoleón III, dejando a Francia debilitada y a la espera de otra ofensiva del temible Canciller germano Otto von Bismarck. En este caótico marco social y político ocurre, a partir de 1895, el caso Dreyfus.

Dejando atrás los datos estrictamente históricos, la película se ajusta a los hechos con minuciosidad y estilo casi didáctico, sin omitir detalle alguno del proceso de juicio, sentencia y condena de Dreyfus.


Con guión del propio Polanski, en colaboración con Robert Harris, el film abre con la lectura de la proclama de degradación pública del Capitán Dreyfus, interpretado por Louis Garrel, con los alaridos de la multitud, que, desde fuera del cuartel grita “ judío traidor”. El antisemitismo está presente en todas las sociedades europeas de aquella época.

Siguiendo una línea cronológica, con algunos flashbacks, para aclarar situaciones puntuales, la investigación cae en manos del Coronel Picquart (Jean Dujardin) quien sigue los rastros de las cartas rescatadas de un basurero, que comprometían a Dreyfus, descubriendo los errores del perito calígrafo que las había estudiado (Mathieu Amalric) y la falsificación de los oficiales. Sus investigaciones lo llevan a otro sospechoso, católico, de origen húngaro, pero la plana mayor del Ejército y el ministro se oponen a reconocer los errores de procedimiento. Sin embargo, Picquart es un hombre de honor y seguirá analizando las pruebas hasta las últimas consecuencias.


La dirección de fotografía de Pawel Edelman ilumina ambientes exteriores que recuerdan a las pinturas impresionistas de la época, con el sensual encanto de Emmanuelle Seigner, como la amante de Picquart, en una reconstrucción de época de las más perfectas que se han visto en cine de los últimos años. Las calles de París, el Louvre, el mobiliario, los manuscritos con sus encuadernaciones y el vestuario (Pascaline Chavanne) brindan una precisión académica a este drama histórico, con banda sonora de Alexandre Desplat.

El título original en francés “J’Accuse” (Yo acuso) se refiere al alegato que el escritor y novelista Émile Zola publicó en la prensa, acusando precisamente a la jerarquía militar y política, de la injusta condena de Dreyfus, dividiendo a la opinión pública a favor o en contra de tal afirmación.

El grotesco prejuicio contra los judíos fue uno de los ingredientes, que en el concierto mundial de naciones, llevó a las dos Guerras Mundiales en el siglo XX. Lamentablemente, a pesar de la acción de personas y organismos con muy buenas intenciones, la discriminación y la injusticia perduran en la actualidad y repasar la historia quizás nos ayude a construir una sociedad más ecuánime y fraternal.




60 vistas

©2018 by Estudiocine. Proudly created with Wix.com