• Estudiocine

NO SUDDEN MOVE (2021)

NO SUDDEN MOVE (2021)

Dirección: Steven Soderbergh


El exitoso director Steven Soderbergh siempre entretiene y eventualmente nos deja pensando. Desde su debut con “Sexo, Mentiras y Video” (1989) premiada en el Festival de Cannes, casi todas sus películas son una ingeniosa combinación de calidad técnica, ritmo ágil y temas que importan.”Erin Brockovich” (2000) y “Traffic” (2001) son solamente dos ejemplos en este sentido.


Esta vez regresa como director, editor y director de fotografía de “No Sudden Move”en la plataforma HBO, un film “neo noir” que comienza en Detroit en 1954.

Curt Goynes (Don Cheadle) sale de la cárcel en busca de un “trabajo” que le permita salir de Detroit. Ronald Russo (Benicio Del Toro) y Charley (Kieran Culkin) completan el trío reclutado por Doug Jones (Brendan Fraser) para robar un documento de una caja fuerte. Algo rápido y sencillo por lo cual cobran U$S 5.000 cada uno. ¿Quién lo ordena? Ese es el misterio….

Para llegar a esa caja fuerte, los tres deben irrumpir en el hogar de Matt Wertz (David Harbour), quien trabaja en el lugar donde se encuentra el objeto de la codicia.

Ocurre que Matt tiene un romance con la secretaría de la oficina del ejecutivo donde está la caja, y los delincuentes lo saben. Matt es el vehículo del robo.

En 115 minutos de metraje y tiempo fílmico de 48 horas, el guión de Ed Salomon, abre un juego de lógica ajedrecística, donde intervienen dos gangster, uno blanco, Frank Capelli (Ray Liotta) y otro negro, Watkins (Bill Duke), Vanessa (Julia Fox) esposa de Capelli y amante de Russo, el detective Joe Finney (Jon Hamm) y todos los secuaces de ambos bandos.

Toda la historia es ficción, pero se apoya en bases históricas. En la década del 50, Detroit, la “capital del automóvil”, había proyectado una remodelación urbana muy ambiciosa, que comprometía a los barrios más pobres, para la instalación y desarrollo de las automotrices, y según el espíritu segregacionista de la época, los más perjudicados eran los afrodescendientes. Había que “correrlos” en pos de un futuro prometedor. Con humor y mucho sarcasmo, la escena en la que Russo se niega a sentarse al lado de Curt, en el auto de Jones, simboliza mucho más que un simple capricho.

Todo el reparto de actores y actrices muy conocidos funciona a la perfección. Don Cheadle, siempre serio, en permanente estado de alerta, no se permite ni un paso en falso. Benicio Del Toro es más histriónico, componiendo a este ladrón de poca monta, parlanchín, con pocas luces y aires de conquistador.

La imagen de Bill Duke, a sus 78 años, con anteojos más negros que él mismo y bastón, en primer plano sostenido, es grandiosa.

Soderbergh, bajo el seudónimo de Peter Andrews, utiliza un impactante lenguaje visual, filmando algunas escenas con lentes de “ojo de pez” y extraños ángulos, lo que genera un clima de tensión constante, adecuado al score de David Holmes que cuenta compases de percusión y cuerdas al ritmo de la acción.

Género: Thriller. Duración: 115 minutos. Disponible en HBO Max.



Hebe Girardo

4/7/2021

37 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo