top of page
  • Foto del escritorEstudiocine

OPPENHEIMER (2023)

Actualizado: 28 jul 2023

OPPENHEIMER (2023)

Dirección: Christopher Nolan


“Oppenheimer” es una de las mejores películas del director y guionista británico Christopher Nolan, junto a “Dunkirk” (2017), “Memento” (2001) y “Interstellar” (2014), entre otras, según las preferencias de la audiencia y de la crítica especializada. La principal fuente para recrear la biografía de J. Robert Oppenheimer (1904-1967) fue el libro “American Prometheus” de Kai Bird y Martin Sherwin. La alusión al titán Prometeo de la mitología griega es clara, pues Prometeo representa la inteligencia para manejar la naturaleza, pero su acto de soberbia y desmesura (hybris) frente a los dioses, le valió su propia tragedia. Y esto fue lo que ocurrió con el destino del creador de la bomba atómica, lanzada en Japón, a fines de la Segunda Guerra Mundial.


Mientras veía la película vino a mi memoria la pieza teatral “Copenhague” del autor británico Michael Frayn, estrenada en Londres en 1998 y que tuve oportunidad de ver hace algunos años en el Teatro San Martín de Buenos Aires. El texto de la obra cuenta el famoso encuentro entre los físicos Niels Bohr y Werner Heisenberg en 1941, en esa ciudad, donde discuten acerca del problema ético del uso de los avances de la física, en la utilización del armamento nuclear.

En el film de Nolan, Kenneth Branagh interpreta a Bohr y Matthias Schweighöfer a Heisenberg. Si bien la línea argumental de la película y de la obra de teatro son diferentes, el dilema ético que atormenta a Oppenheimer (Cillian Murphy) es el mismo.

Si bien “Oppenheimer” es una película de corte clásico, el director juega con los tiempos, como lo hace habitualmente, con flashbacks de eventos pasados o flashforwards de situaciones posteriores, con cortes abruptos, cambios de blanco y negro a color y estruendos sorpresivos, a veces repetitivos. Esto le da a la primera hora de la película, un ritmo palpitante, quizás con demasiada información para un público neófito en acontecimientos históricos o cuestiones científicas.

En la segunda parte de la película, el director entra en acción con la prueba Trinity, el 16 de julio de 1945, con Oppi (como lo llamaban sus acólitos) como el teórico a cargo del Proyecto Manhattan, en el desierto de Los Álamos, Nuevo México, y el general Leslie Groves (Matt Damon), integrante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos y director del proyecto. Un éxito para genial físico, después de años de investigación, donde le robó el fuego a los dioses, para que otros lo utilizaran con propósitos políticos, sin reparar en el costo humano de la decisión.

El tercer acto llega y cierra con la figura del antagonista del genio científico, en la figura de Lewis Strauss (Robert Downey Jr.), presidente de la Comisión de Energía Atómica creada en el gobierno de Dwight Eisenhower, después de la finalización de la guerra y la capitulación de Japón, luego de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.


Desde el punto de vista técnico, el film es impecable. La dirección de fotografía de Hoyte van Hoytema abunda en primer plano de los principales personajes, sobre todo en Cillian Murphy y Robert Downey Jr. que captan la más variadas emociones de desprecio, miedo, envidia y tristeza, siempre dentro de la ambivalencia dada por el orgullo norteamericano por una guerra ganada, y la depresión por el tendal de víctimas inocentes.

El reparto está lleno de figuras de primer nivel. Además de los ya nombrados, Emily Blunt brilla como Kitty, la esposa de Oppenheimer y Florence Pugh como Jean Tatlock, una amante inestable emocionalmente, que da lugar a algunas escenas de sexo que resbalan y son irrelevantes al contenido. El score de Ludwig Göransson corona los 181 minutos de metraje de una película muy bien filmada y actuada, pero que se siente fría como la mirada helada de su protagonista.

Género: Drama. Estreno en cines.


Hebe Girardo

27/7/2023





158 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page