top of page
  • Estudiocine

PINOCCHIO de Guillermo del Toro (2022)

PINOCCHIO de GUILLERMO del TORO (2022)

Dirección: Guillermo del Toro y Mark Gustavson


Las primeras notas de la extraordinaria partitura de Alexandre Desplat, trajeron a mi memoria “La Forma del Agua” (2017), aquel deleite para los sentidos, que llevó a su director Guillermo del Toro a ganar el Oscar como Mejor Película. A cinco años de aquel éxito, el gran realizador mexicano nos regala su versión del famoso cuento del escritor italiano Carlo Collodi (1826-1890) publicado por primera vez en 1883 y llevado a la animación por Disney en 1940, reformulando la historia original con su magia característica.


La productora SHADOWMACHINE ha creado un universo de marionetas para esta película en stop-motion, según el guion del propio Guillermo del Toro y Patrick McHale, que traslada la narración a la época del fascismo italiano que Collodi jamás conoció. Como en “El Laberinto del Fauno” (2006) que se remonta a la posguerra española, o en “Callejón de Pesadillas” (2021), la imaginación del director viaja al pasado para tratar de comprender el presente y la condición humana en toda su complejidad.


“Pinocchio” abre con la voz en off de Ewan McGregor como el grillo Sebastián Cricket (narrador) y dedica sus primeros diez minutos a mostrarnos la amorosa relación del carpintero Gepetto (David Bradley) con su hijo Carlo, hasta que una bomba destruye la iglesia donde estaba el niño. La muerte de Carlo atormenta al padre, quien, vencido en una noche de borrachera, decide crear un muñeco de madera para consuelo propio, llamándolo Pinocchio (Gregory Mann). Un espíritu angelado o Hada Azul (Tilda Swinton) da vida a la marioneta y comienza la acción, con multiplicidad de escenas, algunas risueñas y otras muy conmovedoras.

El asunto es que la marioneta es traviesa, desobediente y contestataria. Evidentemente no sigue la consigna que se lee en una pared al comienzo del film “creer, obedecer, combatir” y tampoco logra entender por qué la gente le canta al Cristo de madera que está en la iglesia, y a él, que también es de madera, no lo quieren.

Aparece entonces el codicioso conde Volpe (Christoph Waltz) que lleva a Pinocchio como atracción circense, junto al mono Spazzatura (Cate Blanchett).

Todos estos actores y actrices ponen voz a las marionetas creadas por Shadowmachine.


Toda la intensiva labor empleada en la hechura de las marionetas la explica el mismo Guillermo del Toro y sus colaboradores, en un dossier que está en Netflix, y que vale la pena ver después de la película. Un gran trabajo de equipo de múltiples artesanos a lo largo de mucho tiempo, con gran dedicación.

La dirección de fotografía de Frank Passingham pone el foco en los detalles de las marionetas que representan personajes “humanos” y mortales, a diferencia de Pinocchio que como tal, es un muñeco inmortal, y arroja luz sobrenatural sobre el Hada Azul y La Muerte, también con la magnética voz de Tilda Swinton, en una imagen que remite a los animales androcéfalos alados de las antiguas culturas paganas, con el pintoresquismo de un cuento.

Así, Guillermo del Toro pone en pantalla sus cavilaciones acerca de la inmortalidad, la tristeza, el desprecio y la ira de los mediocres, con un ritmo que se acelera frenéticamente en los últimos treinta minutos y un final esperanzador.

“Pinocchio de Guillermo del Toro” es una película extraordinaria, inigualable e inolvidable.

Género: Fantástico. Duración 120 minutos. Disponible en Netflix.


Hebe Girardo

13/12/2022

www.estudiocine.com

Síguenos en Spotify en ESTUDIOCINE PRESENTA Podcast

71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page