• Estudiocine

THE CARD COUNTER (2021)

THE CARD COUNTER (USA/2021)

Dirección: Paul Schrader


Considerada por la crítica especializada como una de las mejores películas del año, “The Card Counter” es un drama, escrito y dirigido por Paul Schrader, guionista de “Taxi Driver” (1976) y con un amplio historial de éxitos cinematográficos desde “American Gigolo” (1980) o “The Walker” (2007).

En su película más reciente “First Reformed” (2017), su protagonista, el Rev. Toller, había sido capellán del Ejército; también Travis Bickle era veterano de Vietnam, y no por casualidad el protagonista de “The Card Counter”, William Tell (Oscar Isaac), ha sido torturador durante la guerra, en Abu Ghraib, una prisión en Irak, bajo las órdenes del Coronel John Gordo (Willem Dafoe). Personajes solitarios, retraídos y profundamente dañados por lo que les ha tocado vivir.


William Tell cuenta cartas en los casinos. Lo mismo que hacía el personaje de Dustin Hoffman en “Rain Man”, ¿recuerdan? Pero William no es autista, sino todo lo contrario. Un hombre astuto, hermético y de perfil muy bajo, casi desapercibido. Sabe que si se dan cuenta de su habilidad, no podrá seguir jugando, y eso es imposible para él. Si pierde se va y si gana, también se va. El destino lo lleva a encontrarse con Cirk (Tye Sheridan), un joven que ha descarrilado, obsesionado por vengarse del Coronel que ha victimizado a su padre. En busca de redención, William le ofrece a Cirk un trato; que lo acompañe en su itinerario por los casinos, mientras trata de convencerlo de que vaya a visitar a su madre, en lugar de asesinar al Coronel. Si esto ocurre, William pasará la noche con La Linda (Tiffany Haddish) una bellísima y simpática representante del tour de poker. Y William cumple lo que promete….



Experto en el arte de contar en imágenes, el veterano Paul Shrader, recurre con su cámara a travellings de acercamiento para poner en pantalla los pensamientos de William y flashbacks ocasionales con la deformidad de la realidad virtual, fotografiados por Alexander Dynan, con algunos momentos de luces diáfanas en Las Vegas, y otros, con las penumbras agobiantes de las salas de juegos sin ventanas ni relojes.

El reparto funciona equilibradamente. Pienso que es la mejor performance en la carrera de Oscar Isaac. Acicalado y peinado a la antigua, practica obsesivamente los rituales aprendidos, cubriendo con sábanas blancas todo el mobiliario de las habitaciones de los moteles donde duerme, y con mínimos gestos, expresa una amplia gama de emociones en su semblante, desde la “cara de poker” en las mesas de juego, hasta su empatía con el joven Cirk, o la pasión que despierta en él La Linda. William escribe sus memorias sentado en la habitación al igual que el Rev. Toller y una voz en off resalta algunos de sus pensamientos.

Hacia el final, las mesitas de la sala de visita de la cárcel lucen parecidas a las del poker. “Nunca me imaginé a mí mismo como alguien apto para el encarcelamiento” nos dice William al comienzo del film. Sin embargo, hasta una celda en la cárcel puede ser una vía de salvación.

Género: Drama. Duración: 112 minutos. Presentada en el Festival de Venecia y estrenada en Estados Unidos el 10 de septiembre.


Hebe Girardo

26/09/2021



79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo