• Estudiocine

TITANE (2021)

TITANE (Francia/2021)

Dirección: Julia Ducournau


“Titane” es una original fusión de diferentes géneros cinematográficos. Drama, thriller, Sci-Fi y horror, se combinan en el segundo largometraje de la directora y guionista francesa Julia Ducournau (“Grave”/2017), que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

En “Grave”, la directora ponía en pantalla la crisis de la adolescencia, explorada desde la perspectiva del canibalismo. En “Titane” alude, entre otros simbolismos, a la androginia, combinando las nociones de lo femenino y lo masculino, en su protagonista, Alexia, una asesina serial.


“Titane” abre cuando la pequeña Alexia (Adèle Guigue) viaja en el asiento trasero del coche que conduce su padre. Insoportablemente molesta, Alexia patea el asiento de su papá, quien en lugar de calmarla, sube el volumen de la música. De pronto el hombre voltea su cabeza hacia atrás y chocan. La consecuencia del accidente, después de la operación, será que la niña sostendrá parte de su cerebro con una placa de titanio, que según los médicos, no tendrá efectos colaterales. Cuando Alexia sale del hospital abraza y besa el auto que le ocasionó el accidente. Elipsis mediante, encontramos a Alexia (Agathe Rousselle), quien aún vive con sus padres, ganándose la vida como stripper de un número erótico sobre un Cadillac, en una feria de automóviles. Ella lleva tatuada en su pecho la inscripción “El amor es un perro del infierno”. Su primera víctima será un joven que la persigue por la calle y la acosa cuando ella aborda su auto, en un notable plano secuencia, al que le siguen otros crímenes en el tramo más slasher del film. Es entonces cuando la película cambia el rumbo, hacia un tono más poético, pero no menos violento, donde Alexia, escapando de sus crímenes, se hace pasar por Adrien, el hijo desaparecido de Vincent Legrand (Vincent Lindon) un bombero musculoso, que le gusta bailar, y es muy vulnerable. Alexia no para de agredirse a sí misma, al ocultar un embarazo incipiente, para parecerse al muchacho. Entre ellos cursa una extraña relación amorosa, hasta el impredecible final. Lo cierto es que Alexia sonríe por única vez, al bailar con Vincent.


La dirección de fotografía de Rubén Impens es magnífica. Luces con tonos intensos, en azul y rosa neón, en el baile erótico y el fuego al rojo vivo en las escenas de incendio, que se tornan cada vez más tenues en los últimos minutos. Al score de Jim Williams, se le agregan temas como “She’s Not There”, “Nessuno mi puó giudicare” o “Macarena” que resuenan como una alegoría de redención.


El reparto cuenta con la modelo y bailarina Agathe Rousselle como Alexia, en su primer trabajo como actriz de largometraje. Sin embargo, su performance es extraordinariamente intensa, shockeante y audaz, logrando transmitir toda la complicación que el personaje le exige, hasta hacer creíbles escenas propias de la ciencia ficción. Vincent Lindon, un actor consagrado, se explaya sin concesiones, en el rol de ese padre desolado, que nunca ha aceptado la pérdida de su hijo. Garance Marillier, la protagonista de “Grave”, como Justine, otra de las víctimas de Alexia.

En la conferencia de prensa de Cannes, posterior a la premiación, Julia Ducournau, muy emocionada declaró que para ella, el film es una historia de amor. También, muy seria, expresó que esperaba que no le hubieran dado el premio por ser mujer. Coincido. “Titane” tiene méritos suficientes para la Palma de Oro que le fue otorgada, y si bien no es una película fácil de ver, pienso que nunca olvidarás esas imágenes en movimiento. De eso se trata el cine.

Hace algunas horas se confirmó que “Titane” representará a Francia en #Oscars2022.


Hebe Girardo

13/10/2021


45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo