• Estudiocine

"KIMI" (2022)

“KIMI” (USA/2022)

Dirección: Steven Soderbergh


El exitoso director Steven Soderbergh siempre entretiene y eventualmente nos deja pensando. Desde su debut con “Sexo, Mentiras y Video” (1989) premiada en el Festival de Cannes, casi todas sus películas son una ingeniosa combinación de calidad técnica, ritmo ágil y temas que importan.”Erin Brockovich” (2000) y “Traffic” (2001) son solamente dos ejemplos en este sentido.

El año pasado estrenó un noir gangsteril “No Sudden Move” de suspenso y bastante humor en la plataforma HBO Max. Este año vuelve con “Kimi”, un thriller de ciencia ficción.


El guión del veterano David Koepp (“Panic Room”) nos presenta a Angela Childs (Zoë Kravitz) en su loft, convertido en un estudio de informática.

Ella trabaja para Amygdala Corporation, empresa que ha lanzado al mercado un nuevo producto llamado KIMI, un asistente virtual que utiliza intérpretes de “voicestream” y Angela es una de ellas. Angela está con licencia psiquiátrica por un severo trauma de agorafobia, que se ha agravado durante la pandemia y la tiene enclaustrada en su casa. No se siente capaz de salir ni siquiera cuando le duele una muela, e interpela al dentista vía zoom, para que le recete antibióticos, sin verla personalmente. También atiende a su madre (Robin Givens) y a su analista (Emily Kuroda) de la misma manera. Siempre hay tensión y ansiedad en sus gestos. En ese ambiente claustrofóbico, Angela recibe a su amante ocasional (Byron Bowers), que vive enfrente, cambiando urgentemente las sábanas sobre las que se han acostado.

En una de las escuchas, Angela cree haber oído a una mujer pidiendo socorro, con un fondo de música a todo volumen, que ha quedado grabado en un KIMI. Como experta en tecnología, logra aislar los sonidos de voces humanas, con la sospecha de que se ha cometido un crimen, vinculado a la corporación para la que trabaja, y convirtiendo su angustia en obsesión, toma impulso y decide investigar, requiriendo la presencia del FBI. Abre así la segunda parte del film de ágil y palpitante tono policial.


Como en su película anterior, Soderbergh dirige, maneja hábilmente la cámara como director de fotografía y edita. Expresa así los conflictos emocionales de sus personajes, poniendo en pantalla sus temores y estados de ansiedad extrema, con logrados recursos técnicos y estéticos, ritmo ágil, cámara en mano, ángulos imposibles y metraje acotado.

La actriz Zoë Kravitz sostiene la historia con solvencia en un rol nada fácil. La coequiper de Robert Pattinson en la nueva versión de “Batman”, aparece con su figura esmirriada y melena azul, repitiendo rutinas de encierro, mirando por la ventana cerrada a sus vecinos, poniéndose alcohol en las manos a cada rato y agitándose como un pajarito que quiere volar y no puede. No podemos comparar su performance con la de “Batman”, porque la película aún no se ha estrenado, pero quizás “Kimi” sea el mejor papel de su carrera hasta ahora, a sus 33 años.

El score de Cliff Martínez crea el clima preciso al suspenso en modo Hitchcock, en esta fábula atrapante acerca del aislamiento impuesto por la tecnología más sofisticada, agravado por la falta de privacidad a la que estamos sometidos, con datos que circulan cibernéticamente, escapando a nuestro control.

Género: Thriller/Ciencia Ficción. Duración: 90 minutos. Disponible en HBO Max

Hebe Girardo

18/02/2022




176 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo